• Verdadera Democracia

La Revolución Bolivariana ha significado un histórico y profundo cambio en la manera como los venezolanos entendíamos y vivíamos la democracia.

Por más de cuarenta años, la oligarquía y sus partidos políticos excluyeron al pueblo; con ello expropiaron su soberanía y el derecho a decidir el futuro, induciéndolo a votar cada cinco años en el estrecho y vacío esquema de la democracia representativa.

Con la Constitución Bolivariana, la única en nuestra historia aprobada en referendo (1999);las leyes del Poder Popular, más de 875 normas y decretos leyes de avanzada aprobados en los últimos 14 años, el pueblo venezolano no sólo ha recuperado su soberanía, sino que se desenvuelve en un escenario político donde la democracia ha sido redimensionada, donde el pueblo y el ciudadano común son partícipes y protagonistas de los cambios que se están operando, con funciones y responsabilidades de co-gobierno y auto-gobierno, donde la descentralización no es el objetivo financiero de los políticos de turno, sino el derecho del pueblo a administrar sus propios recursos en la tarea de reconstruir la patria.

Esto es más democracia, más participación y mayor protagonismo del pueblo

Con la Revolución Bolivariana:

El pueblo encarna la soberanía nacional

"La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución, y se rige por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad." (Art.5 CRBV)

Con la Revolución Bolivariana:

El pueblo ejerce el poder popular

El Poder Popular, es definido como: “el ejercicio pleno de la soberanía por parte del pueblo, en lo político, económico, social, cultural, ambiental, internacional y en todo ámbito del desenvolvimiento y desarrollo de la sociedad, a través de sus distintas formas de organización, que edifican el Estado Comunal”. (Ley Orgánica del Poder Popular Art. 2)

Con la Revolución Bolivariana:

El ciudadano es el centro de la atención del Estado Estado

"El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución". (Art. 3 CRBV)

Con la Revolución Bolivariana:

El pueblo participa libremente en los asuntos públicos

"Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas.

La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública, es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad, facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica". (Art. 62 CRBV)

Con la Revolución Bolivariana:

El pueblo interviene y decide sobre temas de interés nacional

"Las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas a referendo consultivo por iniciativa del Presidente o Presidenta de la República, en Consejo de Ministros; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes, o a solicitud de un número no menor del diez por ciento del total de inscritos en el Registro Civil y electoral. (Art. 71 CRBV)

Con la Revolución Bolivariana:

Todos los cargos de elección pública hoy son revocables

"Transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del 20 por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria a un referendo para revocar su mandato..." (Art. 72. CRBV)

Con la Revolución bolivariana

-El pueblo ejerce el Poder Popular-

Con las leyes del Poder Popular, el pueblo ejerce funciones de co-gobierno, y administración y ejecución de sus presupuestos, para lo cual se organiza en consejos comunales y progresa geográficamente constituyendo las comunas para participar en el desarrollo de la democracia y la solución de los problemas que lo aquejan, directamente.