• Ruptura con el modelo rentista de la economía nacional

También en materia económica la Revolución Bolivariana exhibe importantes logros. El primero de ellos es su determinación de romper con el modelo rentista- petrolero de nuestra economía, instaurado hace más de 80 años en la IV República.

El segundo, es el rescate y la reactivación de la economía nacional sumida en una profunda crisis desde la década de los 70, situación que tuvo su máxima expresión el 18 de febrero de 1983, el famoso “Viernes negro”, cuando el bolívar fue devaluado en 74%, pasando de 4,30 a 7,50 con respecto al dólar estadounidense, en una Venezuela ahogada por un enorme déficit fiscal y una deuda externa superior a los 80 mil millones de dólares.

Hoy, la Revolución Bolivariana está consolidando las múltiples fortalezas de la economía nacional que permanecían asfixiadas, precisamente, por el modelo rentista que, con orientación neoliberal, la llevó al estado de postración en el que la encontró la triunfante Revolución Bolivariana en diciembre de 1998.

Esta determinación del Gobierno Revolucionario es expresión clara de la soberanía e independencia reconquistadas, y se manifiesta en dos hechos concretos:

Hoy, ni la burguesía nacional ni las transnacionales del petroleo usufructúan la renta petrolera nacional como se acostumbraron a hacerlo en los años de la IV República.

El Gobierno Bolivariano soberanamente decide a quién y en qué condiciones le vende su petróleo y como invierte las divisas provenientes de este recurso.

Esto ha permitido que en los últimos 14 años, el Estado venezolano haya podido invertir en programas y planes sociales cerca de 500 mil millones de dólares, 62% de los ingresos brutos por petróleo y que, superados los escollos que representaron el Golpe de Estado de abril de 2002 y el sabotaje petrolero de fines de 2002 y principios de 2003, así como los efectos de la crisis capitalista de principios de 2008, la economía nacional pueda exhibir un respetable promedio de crecimiento de su PIB de 3,0% en los últimos 14 años, siendo del 5,5% en el 2012 y con perspectivas de ascender al 6% en en el 2013.

Algunas de las medidas adoptadas soberanamente por nuestro Gobierno en el plano económico, son:

1. Mantenimiento de la política cambiaría para regular la compra y venta de divisas (2003), el tipo de cambio oficial para cubrir las necesidades esenciales de la sociedad como: medicinas, alimentos, vivienda y educación, son administradas por el Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX).
2. La verdadera nacionalización de la industria petrolera y la eliminación de la “ meritocracia” pro yanqui de Petróleos de Venezuela (2003).
3. La oportuna reubicación de las reservas internacionales del país, ante la crisis bancaria estadounidense (2005-2006).
4. La repatriación de nuestras reservas internacionales en oro, en manos de la banca internacional y la nacionalización de la industria del oro.
5. Incremento del gasto público.
6. La migración de los convenios operativos establecidos por la vieja PDVSA a empresas mixtas, en la faja del Orinoco, con mayoría accionaria del Estado Venezolano.
7. EL aumento del impuesto de regalía 16,67% (Oct. 2004) a 30% de los volúmenes de petróleo extraídos.
8. Establecimiento del nuevo Impuesto a la Extracción de 33,3% de los volúmenes producidos
9. Nacionalización del Banco de Venezuela y fortalecimiento del sistema bancario público nacional
10. El ingreso a Mercosur, la sexta economía del mundo que abre las puertas a la energía y los productos venezolanos de un mercado de más 275 millones de habitantes.
11. La inversión de otros 500 mil millones de dólares en gasto público para el período 2013-2019, anunciada por el Ministro de Planificación y finanzas Jorge Giordani.